10 de Febrero de 2014 – The Roxy

PARKWAY DRIVE + HEAVEN SHALL BURN – THE ROXY LIVE (10/02/14)

Llegar corriendo nunca esta bueno. En especial si las dos bandas que tocan en la fecha te gustan y estas cebado con saber cómo suenan en vivo.  Pero uno no puede hacer mucho si la ruta esta complicada.
Cuando finalmente pise el Roxy, Heaven Shall Burn se encontraba en la mitad de su show con un sonido realmente perfecto y un público bastante agobiado por el calor.
Tengo que destacar que el Roxy estaba colmado. No había lugar donde ubicarse y por eso vi lo que quedaba del show de los alemanes desde la escalera. Y aunque mis ganas de poguear eran muchas, me quedé ahí escuchando ese mazazo llamado “Behind A Wall Of Silcence” del enorme ‘Whatever It May Takes’ (2002).
Apenas terminado el show, empecé a consultar a varios de los presentes (muchos de ellos con discos o remeras recién comprados) y todos coincidían en que los alemanes sonaron perfecto y que las canciones que conformaron la lista (entre ellas, ‘Endzeit’ de ‘Iconoclast’ (2008) y ‘Hunters Will Be Hunted’ del reciente ‘Veto’) fueron las mejores elecciones para una noche de mucho calor pero con la gente que no paraba de poguear.

Heaven Shall Burn en Argentina 2014

Después de una cerveza tibia y de la prueba de sonido, los cinco integrantes de Parkway Drive se subieron a ‘Sparks’ y le pegaron ‘Old Ghost/New Regrets’ (ambas de ‘Atlas’ de 2012) y esas dos rompe mandíbulas llamadas ‘Sleepwalker’ y ‘Karma’ (‘Deep Blue’, 2010).
La gente, encendida y entregada desde el minuto cero, cantando y haciendo circle pits con toda la energía que quedaba. Porque a pesar de que los aire acondicionados del recinto estaban al tope, el calor se hacía insoportable.
Winston McCall, el frontman siempre sonriente de los australianos, poseedor de una garganta que le permitía ir de los guturales de ultra tumba a gritos con muchos más matices, pedía que la gente tome agua y aire entre canción y canción para recuperar algo de la energía.

Y menos mal que la banda aflojaba, porque no sé cuantos caídos hubiese habido luego de la seguidilla que inició ‘Home Is For The Heartless’, siguió con ‘Romance Is Dead’ (una de las más festejadas) y cerró ‘Swing’.
En el momento, me pareció un show bastante largo. Pero mirando la lista, me di cuenta de que duró 75 minutos. Pero fueron unos gloriosos 75 minutos cerrados con esa gema llamada ‘Carrion’ del excelente ‘Horizons’ (2007).
Riffs técnicos, baterías imposibles y voces que se desgarran con cada palabra.
En 2002, esa fórmula mató al Nü Metal. Hoy, con esta fórmula (aunque con diferencias entre sí, obvio) Parkway Drive y Heaven Shall Burn mantienen al Metal fresco y demuestran que tienen las canciones para seguir subiendo en el mundo del heavy.