29 de Marzo de 2014 – Estadio Unico de La Plata

Metallica a pedido

Metallica la rompió en el primero de sus dos conciertos en el país, ante un Estadio Único de La Plata repleto.

Cuatro años pasaron para que la banda liderada por James Hetfield hiciera su regreso a tierras nacionales, desde enero del 2010, cuando hicieron dos fechas en River Plate, y una en el Orfeo de Córdoba, presentando su, en aquel entonces, último disco de estudio, “Death Magnetic”.

Esta vez la propuesta fue diferente. El tour “Metallica by request” le dio un mayor lugar de interacción al público, pudiendo, quienes compraban su entrada por Internet, votar qué canciones quería que tocaran en su visita al país. Las 16 canciones más votadas formarían parte de la lista de temas, a las cuales se sumaban una nueva canción, y un último tema que sería decidido por votación vía mensaje móvil el mismo día del show.

Confirmada la lista el 1º de marzo, ya sólo quedaba esperar a la llegada de la fecha para la cuarta visita de Metallica a la Argentina.

Tras las presentaciones de Cirse y, desde Paraguay, la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, y ante un cielo nublado que amenazaba con una lluvia que no llegó hasta la madrugada, fue a las 21:35 hs que las luces del Estadio se apagaron y se proyectó un video de introducción hablando de la idea de “Metallica by request”, seguido por el clásico inicio de cada show de la banda, con el video y la música de “The ecstasy of gold”, de Ennio Morricone.

Metallica_Estadio_Unico_La_Plata_2014_Bs_As_En_Foco_Fotos_x_Victor_Guagnini-15

Acto seguido, salieron a escena James Hetfield, Kirk Hammett, Robert Trujillo y Lars Ulrich para arrancar la noche con “Battery”, seguida por el clásico “Master of puppets”.

 James Hetfield demostró una vez más, una capacidad enorme como frontman de una de las bandas más grandes y prestigiosas de todos los tiempos, interactuando con el público, y demostrando que a la hora de cantar, mantiene una vigencia más que óptima.

En dos o tres ocasiones se mostró en pantalla cómo iba la votación de los tres temas por los que se podía votar por celular para que la banda toque al final de la noche. Dichas canciones eran: “Blackened”, “Wherever I may roam” y “Orion” (que fue la que estuvo claramente adelante toda la noche), que fueron en las votaciones preliminares, los temas más votados por la gente que no habían logrado hacerse un lugar en la lista final.

A la noche no le faltaron clásicos como “Fuel”, “One” y “Nothing else matters”, así como tampoco canciones de los primeros discos como “Welcome home (Sanitarium)”, “Ride the lightning” o “For whom the bell tolls”. Fue luego de “The unforgiven” que James Hetfield presentó el nuevo tema que estaban tocando en la gira, “Lords of summer”. En los casos de “Sad but true” y “Creeping death”, se subieron al escenario dos fanáticos para presentarlos. La primera parte del extenso show fue cerrado con el clasicazo “Enter sandman”, para dar un lugar al pequeño parate de la banda antes de encore.

Metallica volvió al escenario con “Whiskey in the jar”, y acto seguido, se confirmó al cómodo ganador de la votación del día, que fue el maravilloso instrumental “Orion”. El cierre, como lo viene siendo hace años, fue con “Seek and destroy”. Hubo suelta de globos negros y un final de tema con el outro de “The frayed ends of sanity”, para luego hacer los saludos finales, unas palabras de cada miembro al micrófono (impecable Trujillo diciendo “¡Aguante, Argentina, la concha de la lora!”), vasos llenos de púas y unas cuantas baquetas repartidas para terminar así, exactamente a la medianoche, la primera fecha de Metallica en Argentina de este 2014.

A mi consideración, un show claramente superior a los del 2010. ¿Por qué? Principalmente el sonido fue muy superior al de aquel River, mucho más contundente y sin perderse ningún instrumento en un barullo inentendible. Sumado a eso, la gente estuvo mucho más enganchada, y se vio también a los músicos en un mejor momento que en aquel retorno al país tras once años y con una frustrada vuelta en 2003 de por medio.

Metallica_Estadio_Unico_La_Plata_2014_Bs_As_En_Foco_Fotos_x_Victor_Guagnini-25

Metallica en los últimos años fue duramente criticado por unos cuantos detractores que se agarran de la cancelación de su visita al país en el 2003 y de un “St. Anger” que no fue lo esperado (todo lo contrario). Lo que vino luego de eso fueron críticas, a veces justas, pero muchas otras sin fundamentos, de forma gratuita y producto más de un resentimiento desmesurado que fundado en bases sólidas. Hetfield y compañía, con más de 30 años de trayectoria, unas cuantas giras mundiales y un éxito abrumador en todo sentido, siguen demostrando, que están lejos, muy lejos, de ese retiro que unos pocos sujetos faltos de criterio les piden, y que todavía tienen suficiente nafta para dar un show excelente. El concierto de 2 horas y media que ofrecieron, y al nivel en que lo hicieron demuestra que, le pese a quien le pese, Metallica no es sólo una de las mejores bandas de metal. Metallica es una de las mejores bandas de la historia, y en el Estadio Único de La Plata, se encargaron de demostrarlo con hechos.

SETLIST:
 
Intro: The ecstasy of gold
1) Battery
2) Master of puppets
3) Welcome home (Sanitarium)
4) Ride the lightning
5) The unforgiven
6) Lords of summer
7) Fuel
8) Sad but true
9) Fade to black
10) … And justice for all
11) One
12) For whom the bell tolls
13) Creeping death
14) Nothing else matters
15) Enter Sandman
 
ENCORE:
16) Whiskey in the jar
17) Orion
18) Seek and destroy (Outro “The frayed ends of sanity”)
 
 Metallica_Estadio_Unico_La_Plata_2014_Bs_As_En_Foco_Fotos_x_Victor_Guagnini-24       Metallica_Estadio_Unico_La_Plata_2014_Bs_As_En_Foco_Fotos_x_Victor_Guagnini-21