19 de Mayo de 2014 – Teatro de Flores

La sinfónica del metal

Therion, los maestros del metal sinfónico, volvió a Argentina con su último disco Les Fleurs Du Mal y trajo consigo todo el misticismo de su música.

Con tan solo un telón con su nombre de fondo Therion inició su show con The Rise of Sodom and Gomorrah. El sonido es arrollador desde el segundo uno y por más que el Teatro Flores no está ni cerca de estar lleno el clima de fiesta es tangible.

Todos los integrantes visten con la particular estética de la banda, un steam punk con tintes orientales en el que cada uno ha dejado su marca personal. Christofer anda de chaleco, galera y anteojos redondos mientras que Vikström llevo un extraño tapado con capucha y deambula por el escenario atrapando las rosas que les tira el público.

Luego de Raven of Dispersion Christofer intenta explicar como va a ser la siguiente parte del show, muy tranquilo comienza a contar que están trabajando con una ópera rock desde hace un tiempo y que van a tocar una parte de la misma, un pequeño concierto de cinco actos basado en “Una Pequeña Historia del Anticristo” de Valdimir Soloviev. Aparentemente la explicación de las etapas de la ópera es muy molesta para algunos miembros de la audiencia que se limitaron a gritar durante la explicación.

Therion_Teatro_De_Flores_Mayo_2014_Buenos_Aires_En_Foco_Fotos_x_Victor_Guagnini-7

El resultado de la “prueba” que hacen de su ópera es un sonido sublime. A lo largo de los cinco actos (Overture, End of the Dynasty, Who’s Your God?, Onda Toner, Sad End) Vikström y Lori Lewis (corista/cantante) entablan un diálogo cantado y actuado que nos lleva a recorrer la historia del Anticristo desde sus inicios hasta su llegada al poder y al triste final (“todos…mueren” comentó Lori al presentar el último acto con un castellano muy correcto)

Luego continuaron con su set demoledor que recorrió toda su carrera con temas como Gothic Kabbalah y los increíbles himnos Asgard y Muspelheim en los que Christian Vidal (argentino) se despacha solo tras solo y sorprende con su carisma cuando intenta mirar a cada uno de los presentes y hacerlos sentir que toca solamente para ellos.

También incluyeron canciones de su última paca, de lanzamiento independiente, Poupée de cire, poupée the son, J’al le mal de toi  y Une fleur dans le coeur todas cantadas por Vikstöm, Lori y Lienna. El pop francés nunca tuvo tanto metal.

Christian se toma su tiempo para contar que “de pendejo, cuando formé mi primera banda siempre soñé con recorrer el mundo, ahora en todo lo que pienso es en volver a casa” y se gana el aplauso de todo el auditorio.

Las infaltables To Mega Theiron y Son of the Sun son ampliamente celebradas, pero falta algo. Nuevamente Christian toma el micrófono y dice “siempre que tocamos esta canción, no importa en dónde todos gritan como locos, pero acá es en dónde gritan más fuerte” y pide que todos grites y demuestra que es verdad, nadie grita como nosotros. Con un último grito presenta Quetzacoatl y junto con ella el final de un maratónico show para el recuerdo. 

Therion_Teatro_De_Flores_Mayo_2014_Buenos_Aires_En_Foco_Fotos_x_Victor_Guagnini-11