07 de Junio de 2014 – Malvinas Argentinas

Las Pelotas de Festejo

Las Pelotas corono sus bodas de plata, sus 25 años de vida, con un show emotivo en un Microestadio Malvinas Argentinas que fue una caldera.

Noche fría la del pasado Sábado, noche que enmarco a salón lleno, la celebración de las bodas de Plata de una de los exponentes más emblemáticos del rock nacional de los últimos años.

Así nos invitaban German y compañía a 5×5, un viaje atemporal por el cuarto de siglo recorrido, por sus canciones, sus formaciones y sus momentos. Tenían preparado para su público más de 2 horas y media de un show sin lugar al respiro, sin un momento para el descanso.

Banderas de Laferrere, Quilmes y La Plata se amontonaban en la parte delantera, en las entrañas del micro campo, para recibir los primeros acordes del parcialmente resistido ‘Traes escondido bajo el brazo’ y dar por comenzada la fiesta, que entre clásicos, llegaba al primer punto alto con ‘Escaleras’ y una Gabi Martinez tratando de sacarte el corazón por la boca con su bajo, que además luego de ‘Como se curan las heridas’ y ‘Boca de Pez’ (mientras mermaba el volumen de la guitarra de Tomas Sussmann) se pondría con un acústico de ‘Más Que un Deseo’ delante de un bosque negro y luces blancas sobre las cabezas de las primeras filas de presentes.

Las-Pelotas-Malvinas-Argentinas-Junio-2014-5-x-5-Buenos-Aires-En-Foco-Fotos-Tobias-Noni (6)

La noche continuo con ‘Sera’ y con himnos como ‘Personalmente’ y ‘Cuantas cosas’ con German Daffunchio de rodillas al filo del escenario sacando a relucir el mejor sonido de la banda para que a eso de las 22:30 llegara el primero de una oleada de invitados estelares, estamos hablando de Gillespie que encendió a la agarrotada multitud con ‘Si Supieras’.

El segundo huésped fue Emiliano Brancciari de No Te Va Gustar quien interpreto ‘Hola Que Tal’. Luego seguiría Gabriel Dabhar en una soberbia versión de ‘La Mirada del Amo’ para que luego de ‘Grasa de Chancho’ se montara al show la inobjetable figura de la noche. “Se sube un hermano’’ dijo German. ‘’Andrea Prodan’’.

Así fue como el hermano menor de Luca, fue portavoz del legado Prodan, al menos por un rato, para delirio de la totalidad del público. Enérgico, carismático, provocador, todo lo que su hermano uso para marcar a fuego el rock nacional, pareció encarnar en él y sus interpretaciones de temas de Sumo.

Pero la cosa no termino ahí, luego del tributo a Alejandro Sokol en los acordes de ¿Para Qué? Llegaba Rally Barrionuevo con ‘Esperando el Milagro’ en tono acústico.

Entrabamos en el tramo final de la función cuando el último invitado fue llamado a escena: ‘Fer Ruiz Diaz’ aclamo el líder y dio paso a una ovación más.
Seguido de una extensa muestra de fotos en la pantalla principal, llegaba el esperado ‘Bombachitas Rosas’ pero la demostración fotográfica aplaco el fervor y el tema no exploto tal como se esperaba.

La noche llegaba a su final y terminaba como debía, todos los invitados de nuevo en escena y Andrea, de enterito y gorro aviador, tomaba el mando: ‘Estallando desde el Océano’, ‘No tan distintos’ y una brutal ‘El Ojo Blindado’ señores. Así es, así culmino esta cita. La pasamos muy bien, nos permitimos viajar junto a la banda en una introspección con base en lo que paso y en lo que pasa ahora, pero también sirvió para darnos cuenta de lo que fue, es y será Sumo para el Rock Nacional.

No podemos omitir la gran labor del impecable Sebastián Schachtel (Teclados), de Gustavo Jove (Batería) y de Alejo Gómez Ferrero (Vientos).

No fue una noche más, no fue un show más, hubo amistades, hubo recuerdos sobre y bajo el escenario, hubo Luca, hubo Rock. Gracias Las Pelotas.

Por las de Oro.

Las-Pelotas-Malvinas-Argentinas-Junio-2014-5-x-5-Buenos-Aires-En-Foco-Fotos-Tobias-Noni (13)