17 de Octubre de 2014 – Uniclub

“Pesos pesados”

“Con Dragonauta hace 10 años que no tocamos, así que es una noche muy especial para nosotros.”
Eso decía Pato Larralde promediando el caliente show de Sauron el viernes 17 de Octubre.
Por primera vez veía al cuarteto que completa Pepe Larralde, tal como lo presentó su hermano, en guitarra; Hernán Zicarelli en Bajo y Claudio Fazio en batería. Y tengo que decir que la presentación de estos cuatro amigos de Satán, repasando todo su material, fue realmente soberbia. Me dejaron sin palabras. Un sonido demoledor y un ensamble perfecto le daban lugar a que uno de los últimos frontman de la Argentina baile, arengue y ruja como ningún otro en estos lares.
La versión 2014 de Sauron toma cualquiera de sus magias y la eleva en un 110%. Y así, me es muy complicado decir cuales fueron los puntos mas altos de un show que tuvo un nivel de energía inmenso. Pero si insisten: la incendiaria y pesadísima versión de “Cruces” (“Sauron”1997) con el Pato complemente sacado hacia el final de ella. “La Luz Mala” (“Sobrenatural” 2003), festejada a mas poder por todos los presentes. Y por último, las dos que cerraron el recital. “Conjuro” (“La Guerra del Fuego” 2009) con un tremendo solo de Pepe y “Humo Eléctrico” (“El Último Árbol Sobre La Tierra” 2012) con el público estallando en el pogo mas violento de la noche.

Con los brazos en alto, Sauron se retiró del escenario y dio lugar a los otros amigos de Satán para que terminen quemar las neuronas y oídos de los presentes que llenaron el recinto de Once.

Dragonauta-Uniclub-Octubre-2014-Buenos-Aires-En-Foco-10 Dragonauta-Uniclub-Octubre-2014-Buenos-Aires-En-Foco-18

Y así fue. Con un volumen todavía mayor al rompe mandíbulas que tuvo Sauron, Dragonauta (con Martín Rodriguez de Poseidotica en bajo y Federico Wolman de nuevo en las voces) a quienes también veía por primera vez, se paseó por toda su discografía y dejó varias secuelas en mi cabeza. Por empezar, el riff y la melodía final de “God Half Blind” (“Cruz Invertida” 2010) fue el punto mas alto del show. Y pegadito, pegadito la tremenda “Muerte Y Destrucción” y la épica (y por demás, pesadísima) “Seven Rings Of Saturn” (“Omega Pentagram” de 2013) quedaron retumbando en mi cabeza dos días.
Como dije, el volumen era brutal pero nunca llegaba a saturar (aunque me haya quedado el zumbido en mis oídos por un día) y es por eso que pude apreciar de principio a fin las infinitas melodías, riffs y solos de guitarras que hubo esa noche. Y aunque no hubo tanta arenga de parte de su frontman como en el show de Sauron, el público estaba hipnotizado y nunca dejó de festejar, cantar o simplemente, darse unas buenas trompadas en alguna de las rondas de la noche.

A eso de las 23:30hs, la noche en que Dragonauta y Sauron dieron cátedra juntos otra vez ya había terminado. Ya había pasado a formar parte de mi memoria. Y de todos los presentes en esa inolvidable noche del 17 de octubre.

Dragonauta-Uniclub-Octubre-2014-Buenos-Aires-En-Foco-5