06 de Noviembre de 2014 – Teatro Gran Rex

EL TOTO SEPARADO

Ahora que con conseguí su atención quiero comentar esta nueva visita al país de Bobby Kimball, cantante original de la legendaria banda Toto, quien efectivamente se encuentra separado de la agrupación, ya que por diferencias con los otros miembros fundadores se quedó afuera de la reunión del grupo, que en 2008 había anunciado su separación pero en 2010 se volvió a juntar con el fin de recaudar fondos por un problema de salud de Mike Porcaro, bajista original. El grupo continúa pero ya sin los servicios de Bobby quien los había abandonado en 1984, luego de grabar cuatro de los discos más exitosos y algunos temas del quinto álbum Isolation (1985). Tras una colaboración para el álbum Past To Present (1990) regresó a la banda definitivamente en 1998. Esta vez no fue tenido en cuenta así que el cantante oriundo de Lousiana se cortó solo para encarar un repertorio de algunas de las canciones que lo hicieron famoso

Era jueves 21:00 hs. y el teatro Gran Rex iba recibiendo al público, había gente de 40 años para arriba en su mayoría (por algo al género lo llaman” Adult Oriented Rock”) pero se podía apreciar algunos jóvenes y hasta algún que otro niño acompañado por papas/abuelos. Un hecho destacable fue el aplauso general que le dio la gente a Willy Quiroga (Vox Dei) cuando llego al teatro de la calle Corrientes. Siendo las 21:14 se apagan las luces y la banda subió al escenario, entre los músicos se encontraban el tecladista argentino Hugo Bistolfi (ex Rata Blanca) y David Palau el guitarrista español que toca con Joaquín Sabina, Alejandro Sanz, David Bisbal y Miguel Bosé entre otros artistas, la formación se completaba con dos teclados más (uno de ellos tocado por el mismísimo Bobby) y dos músicos sesionistas se encargaron del bajo y la batería. Bobby destapa su agua mineral, tira hacia atrás la tapita y se dispone a empezar el show, pareciera estar de buen humor. La primera canción en sonar fue “Girl Goodbye” extraída del debut  homónimo de Toto.

BobbyKimball_GranRex-Noviembre-2014-Buenos-Aires-En-Foco-1

Como sucede en la mayoría de los shows en la primera canción, el sonido no era del todo claro y por momentos la voz del cantante, que en su documento ya acusa 67 añitos, era tapada por los teclados, la misma suerte corría la guitarra de David Palau. Acto seguido uno de sus más grandes hits “Africa” que el público acompañaría con palmas, una de las grandes canciones que disfruté esa noche. Se le pegó la groovera  “Georgy Porgy” otra del primer lanzamiento de su ex banda. Kimball presenta a Hugo Bistolfi y dice que le gusta mucho el gorrito de natación que usa el tecladista (!) da pie al instrumental “Child´s Anthem” y deja el escenario. Vuelve para anunciar que nos va a dar un regalo y empieza a sonar “Gift With a Golden Gun”. Momento de bajar un par de revoluciones para la balada “I´ll be over you”, primer tema de la noche que no fue grabado originalmente por el norteamericano. No sólo es un gran cantante sino que también es un showman, mientras canta le tiran una toalla para que se seque la cara la ataja, se seca, se la refriega en el rostro en tono jocoso al violero y la revolea como si fuera un poncho. Otra canción lenta del recital fue “A Million Miles Away”. La voz del cantante se encuentra en buen estado a pesar del paso del tiempo, obviamente no tanto como en sus años mozos pero la performance fue más que correcta. Después de anunciar que había participado en la composición de “English Eyes” y ejecutar dicha pieza dice “nuestro baterista les va a mostrar que puede tocar”  y llega el momento del solo de batería, a mi entender lo más aburrido del show pero que le dio algunos minutos de reposo al sexagenario. Vuelven los músicos a las tablas y Bobby vuelve a advertir que compuso la pieza próxima a sonar junto a David Paich, como para recordarnos que él fue parte de los años más exitosos de Toto, entonces era el momento de escuchar “White Sister”.

Aún quedaban algunas canciones en la lista, el señor Kimball se quedó solo en un escenario a oscuras, los reflectores lo apuntan a él, se acercó a su teclado e hizo un medley que incluyó canciones como “New York New York”. El guitarrista español también tuvo su momento y tocó un pequeño instrumental que le permitió al vocalista volver a irse del escenario y descansar un poco más la garganta. Los temas que darían final a la velada eran los que intuíamos, “en el 83 estuvimos nominados a 8 Grammys por esta canción, ganamos 6”  se refería a “Rosanna” en ese momento sentí que estaba sonando FM Aspen y pensé que muchos de los que ocupaban las butacas del Gran Rex quizá habían amado con esa balada. Otra vez quedó vacío el escenario pero todos sabíamos que iban a volver porque no tocaron EL hit y así fue, retornaron rápidamente y tras un amago chistoso con el teclado, interpretaron “Hold The Line” los más osados se ponen de pie y acompañan con palmas, posteriormente muchos más se unen y cantan este himno de la banda, que por su parte anunció que estaría grabando un nuevo cd para el año próximo. De todas formas esta visita de Bobby Kimball fue un gran aliciente para quienes disfrutaron de esa época y para que las nuevas generaciones descubran las más grandes composiciones de algunos de los músicos más requeridos de fines de los 70´s y comienzo de los 80´s.