14 de Noviembre de 2014 – Uniclub

“10 años no es nada”

Descubrí este trío allá por 2006/2007, cuando su increíble disco homónimo todavía estaba fresco –salió en 2005- y era LA novedad.

Gran Martell me había sorprendido con un sonido muy particular por su delicadeza (mérito exclusivo del shamán del grupo Tito Fargo) pero que al mismo tiempo gozaba de una potencia inaudita (cortesía de Gustavo “Mil Dedos” Jamardo y Jorge “no me canso de darle a los parches” Araujo). Estos tres animalitos se habían juntado para demoler hoteles y oídos.

Pero como serán las cosas, que recién siete años después de aquel descubrimiento pude verlos por primera vez en vivo, en el marco del festejo de sus 10 años de vida como banda.

El del viernes en Uniclub, fue un show intenso y que pareció bastante largo por los extensos momentos instrumentales, pero que tan solo duró poco más de hora veinte.

En esa hora veinte, Gran Martell hizo un repaso por toda su discografía dejando en claro la versatilidad y el ensamble que tienen estos muchachos. Sonando claro y fuerte, cada magia de Fargo se podía escuchar con claridad. Se podían apreciar todos y cada uno de los mil y un dedos que Jamardo metía en su bajo y ni que hablar de los fills de Araujo, a quien se lo podía apreciar perfectamente tras su imponente kit transparente y que cuando tenía que cantar, lo hacía sin esfuerzo alguno, por más que estuviese metiendo uno de esos ritmos que le haría dar un paro a cualquiera.

Dos Huecos”, “Perro Por Bozal”, la inmensa y festejada “Tierra De Campeones” y ese temazo llamado “Sopa” que “a Tito no le gusta tocar” según ventilaron sus compañeros entre risas, fueron algunos de los momentos que la gente más cantó. Y qué decir de la tremenda versión de “Vete De Mi, Cuervo Negro” de Almendra, que dejó a unos cuantos boquiabiertos.

Para el final, los muchachos se iban para volver al rato pero ni llegaron a salir del escenario que los impacientes del público empezaron “eh una mas gato!”, así que volvieron rápidamente a calzarse los instrumentos, Jamardo marcó la base, Araujo dijo “Uhhhh” y alejó el micrófono y Fargo disparó el riff de “Es Igual” el segundo track de aquel ya lejano primer disco de 2005. Palo y a la bolsa.
De esta manera y bien tempranito, Gran Martell cerraba su décimo cumpleaños.

Por 10 años más!

Gran-Martel-Uniclub-Noviembre-2014-Buenos-Aires-En-Foco-7