RULO: “EN ARGENTINA EL ROCK ES UNA RELIGIÓN” 

Antes de una nueva vista a Buenos Aires RULO Y LA CONTRABANDA, nos dio una nota exclusiva. Uno de los artistas más importantes y convocantes de España en estos momentos. Nos anticipa como será el show que dió el 11 de noviembre en Uniclub.

Foto Promocional RULO Bs.As

¿Qué recuerdos tenés de aquella visita a Buenos Aires y qué expectativas tenés para el 11 de noviembre?

Recuerdo lo mágico que fue cantar en el Festival Ciudad Emergente en La Recoleta y el show sorpresa que hicimos al día siguiente en el Marquee de Palermo. El público argentino es pasional y cariñoso. Esperamos que en esta ocasión sea igual de bonito. Que la gente cante con nosotros durante las dos horas del show. Que nos olvidemos todos durante ese tiempo de lo feo que está el mundo.

 ¿Cómo será el show? ¿Será el mismo repertorio que venís tocando en todas las giras o cambias la lista según el país, si te conocen más o menos?

Habrá alguna canción diferente. Seguro que suena Capital Federal. Haremos un show eléctrico, enérgico, pasional… Aunque el 80% del repertorio es el mismo cada noche, porque el público hizo suyas unas cuantas canciones que hay que cantar cada vez que me subo a un escenario.

 ¿En qué te inspiras a la hora de componer una canción?

Es algo muy visceral. Sale de las tripas. Creo que la mejor inspiración está en vivir intensamente. En recoger las experiencias increíbles algunas de ellas y llevarlas a canciones. Al fin y al cabo es mi vida musicada lo que canto.  Es inspirador viajar, sentir a tope… y luego llevarlo al papel en blanco y a la guitarra.

El último disco editado fue hace 2 años, ¿ya tienes material para una nueva placa?

Ya tengo dos canciones que me gustan mucho, y unas cuantas más que no me convencen. Necesito acabar la gira (16 de diciembre en Madrid) para poder dedicarme las 24 horas del día a componer. Con el ritmo  de vida loco de mis dos últimos años es casi imposible arrancarle canciones a la guitarra. Haré un parón indefinido para que salgan las canciones. Y cuando tenga 10/11 canciones que me gusten  me enceraré a grabar un nuevo disco. Sin prisas, ni plazos.

¿Que sabes de la música de Argentina?

Son ya varios viajes a Argentina en los que siempre me traigo la maleta llena de libros de músicos y bandas argentinas. Conozco la Bersuit, Spinetta, Calamaro, Pappo, Charly, Divididos, Ataque 77, Cerati,  Soda… 

En Argentina el rock es una religión.

¿Cuáles fueron (o siguen siendo) tus referentes a la hora de hacer música?

Sabina, Los Suaves, Barricada, Platero y tú, Bunbury, Calamaro… Sobre todo música cantada en castellano. Aunque en mi casa suena todo tipo de música.  Mi padre era músico, y mi madre tenía un programa de radio amateur con sus amigas en Reinosa. Había muchos vinilos en mi casa. Mucha música todo el día.

 ¿Cómo fue esa “Noche en el castillo”? ¿Qué experiencias te dejó?

Fue un sueño cumplido. Era una aventura personal. Un segundo intento tras el año pasado que la lluvia nos estropeó el sueño. No quería grabar en un teatro, que es donde habitualmente hacemos los conciertos acústicos, o semi-acústicos. Hubiera sido lo fácil, incluso lo lógico porque habíamos hecho 21 teatros.  Lo que no sabía es que nos iba a costar tanto esfuerzo. Ya que en el castillo no hay las tomas de luz adecuadas, ni wc suficientes, ni escenario… Costó mucho subir todo el material hasta allí. Una producción compleja pero que mereció la pena sin duda, al ver el resultado final. Me gusta complicarme la vida, la verdad. Tuve muchos cómplices en la búsqueda y consecución de ese sueño. Creo que las cosas cuando cuestan mucho sudor saben mejor.

 ¿Cómo te llevas con las canciones de La Fuga?

Bien porque las que están en los discos hasta que me fui las compuse yo y son  mi vida musicada. Siempre hay 3 o 4 en cada show que hago con la Contrabanda, algunas las vamos cambiando. Si canto “la balada del despertador” que se la compuse a una mujer con la que estuve 10 años de mi vida pues la siento igual que si canto “Heridas del rock and roll” que es más reciente. En ese sentido normalidad absoluta. Aunque haga más discos con la Contrabanda siempre cantaré alguna de esa época tan bonita de mi vida.

 Suele pasar (por lo menos en Argentina) cada vez que el líder de una banda grande comienza una carrera solista, tiene que empezar de nuevo tocando en lugares más chicos que antes hasta que logra (a veces) empezar otra vez a llenar estadios ¿En tu caso cómo fue el proceso de pasar de La Fuga a Rulo y  la Contrabanda?

Yo sabía que no iba a ser tan grande mi proyecto como lo era mi ex banda cuando lo dejamos Fito y yo. Estábamos muy grandes. Pero yo no era feliz con alguien que estaba allí (lo expliqué muchas veces) y preferí irme a un lugar más pequeño para volver a empezar. Aunque también hay que decir que “Señales de humo” fue número 1 de ventas en la lista oficial de España, que nunca lo había conseguido con “La Fuga”. Pero claro, en Madrid  por poner un ejemplo, no toco para 10.000 como antes, pero van 3000 que no está mal con la crisis que hay en España. Lo importante en la música para mí es estar feliz con lo que haces y con quién, la gente que vaya a verte o el dinero que ganes es mucho menos importante para mí.

 Por último, sos hincha del Racing de Santander, yo acá soy hincha de Racing Club de Avellaneda. Te propongo que el 11 de noviembre hagamos un cambio de camisetas de nuestros equipos ¡Para que ambos sigamos siendo de Racing en España y en Argentina!

Ja, ja. Cambiar de equipo es algo imposible e intercambiar camisetas es algo bonito así que podríamos hacerlo. Otra cosa es que mi “cabecita loca” se acurde de meterla en la maleta porque soy un desastre.