Blink 182 en crisis

La banda punk de California, históricamente integrada por Mark Hoppus, Tom DeLonge y Travis Barker, se vio envuelta esta semana en una fuerte polémica y lucha entre los músicos, que resultó en la separación de DeLonge del conjunto.

Con una pelea digna de adolescentes, Barker y Hoppus declararon en un comunicado que DeLonge estaba fuera de la banda, y comenzaron una guerra de verdades, versiones y desmentidas. En una entrevista con la aclamada revista Rolling Stone, el bajista y el baterista de Blink declararon que el guitarrista no se tomaba el tiempo suficiente para generar el nuevo material, y así “encendieron el ventilador”.

Ante estas declaraciones, Tom descartó en su cuenta de Instagram haberse ido de la banda, asegurando que en el momento en el que la noticia salió a la luz, él se encontraba “atendiendo una llamada telefónica sobre un evento que realizaría Blink 182 en Nueva York”, y se mostró sorprendido por el comunicado, que fue aprobado por todo el resto de la banda.

la-et-ms-blink-182-new-album-instagram-20140715

Con similitudes a la separación de 2004, donde los problemas también se originaron por el comportamiento de DeLonge, Mark Hoppus asegura que en los últimos meses la relación profesional era entre él, Travis y el manager de Tom. En ese contexto agregóque seis días antes de la fecha que tenían pactada para ir al estudio de grabación, fue él quien les comunicó, en un intercambio de mails, que DeLonge no quería grabar y que “estaba fuera de la banda por tiempo indefinido”, para dedicarse a sus otros proyectos.

A pesar de la sorpresa que esta noticia causa en los fans, Mark asegura que ni él ni su compañero se sorprendieron al leerlo. Según el bajista, el ahora ex cantante y guitarrista de la banda no se mostraba “emocionado ni interesado” en el futuro de Blink 182.

Según Travis, ellos siempre estaban excusandose por el comportamiento de DeLonge, y asegura que la desmentida inicial de Tom se debe a que por primera vez, él y Mark fueron honestos sobre la situación de la banda y dejaron de poner excusas, ya que se tornó difícil “cubrir a un irrespetuoso y desagradecido”.

Por su lado, tras la publicación de la nota, Tom DeLonge escribió una carta a los fans, exponiendo su punto de vista. En ella asegura que fue él quien hizo los mayores esfuerzos por que la banda sobreviva, e incluso armó una reunión en la que buscaba que los tres “hablaran y resolvieran las cosas”. Tras un encuentro incómodo, el guitarrista afirma que les dijo a Mark y Travis que estaría comprometido con la banda y trabajaría apasionadamente mientras las cosas entre los tres estuvieran claras y mantuvieran la amistad.

Meses después del encuentro fue cuando grabaron el demo, y que aunque él estuvo en el estudio por dos meses, el resto de la banda solo hizo presencia por once días, a pesar de haberse prometido dar el 100 por ciento. Fue allí donde decidió no volver a estar en esa posición nuevamente, en la que solo hicieran pactos de palabra.

Y por último, entre varias frases donde justifica su posición, manifestó que nunca planeó dejar Blink 182, solo que en este momento “le resulta extremadamente difícil comprometerse”, ya que tiene varios proyectos paralelos.

Sobre el futuro de la banda, Mark y Travis aseguran que quieren continuar con los shows y creando nueva música, y es por eso que Matt Skiba, cantante y fundador de la banda pop punk Alkaline Trio, se unirá a Blink 182.