21 de Febrero de 2015 – Konex

Festi Pez en el Konex

Mientras cruzaba el paso a nivel que atraviesa la vía del ferrocarril Sarmiento, en el barrio porteño de once, comenzaron a caerme unas gotas aisladas. Esta vez nadie estaba escupiendo sino que se trataba de un hecho tan natural como la lluvia. Y en seguida se me vino el recuerdo del anterior Festipez (el único al que había asistido hasta ese momento) cuando la lluvia hizo que todas las bandas se trasladen al escenario indoor, habiendo visto un solo show (Los Antiguos) en el escenario principal del Konex. Con ese fantasma persiguiéndome llegué al mismo lugar, sólo que un año después y con otra grilla, que por supuesto encabeza Pez la banda que organiza el evento.

Eran las 16:30 hs, tal y como figuraba en el cronograma, Tulús estaba sobre el escenario techado para iniciar la jornada. Grata sorpresa me llevé con este grupo ya que nunca los había escuchado. La propuesta de la banda coquetea con el Stoner por momentos, pero creo que tiene una relación formal con el rock de los 70´s y algunas pinceladas psicodélicas. En este sentido los teclados aportaban mucho a ese sonido retro. Recordando en algunas ocasiones al extraordinario trabajo que hacía Ray Manzarek en The Doors. Al tratarse de mi primer acercamiento a la banda no les puedo nombrar con exactitud las canciones que tocaron. Tienen un disco: Circulo Vital y un EP auto titulado subidos en su bandcamp (tulus.bandcamp.com), seguramente el set estuvo armado en base a estos más la inclusión de dos canciones nuevas sobre el final.

Luego de haber finalizado el muy buen show que dio Tulús, emigramos como aves en busca de primavera hacia el otro escenario, el que está afuera. El cielo seguía nublado pero por suerte no había lluvia. Los integrantes de Bandera De Niebla ya estaban arriba de las tablas y pensé que iban a arrancar apenas  habían pasado unos minutos de finalizados el acto anterior, pero no. Bajaron y hubo que esperar un rato más para ver a este supergrupo, que tiene apenas un año de formación y cuenta con Adrián Outeda (Satan Dealers), Martín Méndez (ex Dragonauta), Ignacio Brizuela (ex Fantasmagoria) y Hernán Espejo (ex Dragonauta/Compañero Asma).  Empezó nomás con “Cosecha Cerebral”, un golpe directo, sin concesiones. La vuelta al hardcore de Adrián, quien fuera cantante en la legendaria banda: No Demuestra Interés.  Justamente de ellos hicieron un cover: “Debes quitarte el uniforme” el cual fue anunciado jocosamente por Outeda como “Debes quitarte la bikini”. Después reinterpretaron un tema de Vrede, la banda en la que también tocaba Hernán Espejo allá por los 90´s.

Sonaron todos los temas de sus dos EP´s: Desindustrial y Paren La ciudad, más dos nuevas: “Circuito Eléctrico” y “El trueno y relámpago”. Para finalizar su presentación homenajearon al carpo con “Días buenos y malos”. En lo que fue el epílogo de un show intenso y que seguramente recordaremos todos los que estuvimos ahí. Bandera De Niebla  me golpeó aún más fuerte que en su versión de estudio. Creo que ningún tema alcanza los 3 minutos, dicen que “lo bueno, sí breve, dos veces bueno”, para el crossover y para Bandera De Niebla también se aplica. Espero volver a verlos pronto. Nuevamente había que desplazarse hacía el otro escenario y allí esperaban Los Reyes del Falsete. Otro debut para mis oídos, me cuesta bastante clasificar a RDF, diría que es un Rock/pop alternativo pero creo que me quedo corto con la definición. Se trata de un cuarteto: batería, bajo y dos guitarras (una Fender Telecaster y una Gibson Firebird en vivo). Arrancaron con “Verano Pesadilla” de su último LP Días Nuestros. Todavía no termino de asimilar bien la propuesta, sobre todo en las voces (cantan los dos violeros y el baterista), en algunos temas abusan, justamente, del falsete.

Disfrute más en las partes instrumentales y en algunos riffs sucios y pegajosos. Demostraron estar a la altura de las circunstancias y a pesar de tener algunos problemas con su retorno y el cencerro del baterista que se bajaba, dieron un entretenido show en donde incluyeron temas como: “Mi chica”, “La hora mágica” y “La fiesta de la forma” del disco de igual nombre. Además tocaron covers, uno de la banda The Zombies: “Decile No” y otro de Dchampions: “La búsqueda de la búsqueda”, Cerraron con “Yabrán”. Para aquellos que gusten del indie, acá hay una banda interesante para descubrir. A esta altura ya empezaba a tener sed pero al dirigirme a la barra, descubrí que sólo se podía tomar en el buffet del Konex, por ende no mientras veía el show. Calculo que esta medida fue para evitar que se ensucien las instalaciones con vasos de plástico regados por todos lados. Lo único “malo” que puedo citar del Festival.

Festi_Pez_Konex_Arart_Bandera_Niebla_Febrero_2015_Buenos_Aires_En_Foco-4

 

Sin cerveza ni nada para refrescar un poco la garganta me acerqué al escenario outdoor donde estaba por empezar Ararat. El trio formado por Sergio Chotsourian (Ch), Alfredo Felitte y Tito Fargo desplegó toda su distorsión y sonido saturado para un público que ya crecía en número.“El camino del mono” hizo vibrar (literalmente) al Konex, acto seguido “El paso”, ambos extraídos de Cabalgata Hacía la Luz. El bajo de Sergio sonaba tan grave que lograba que vibrara la madera sobre la que estaba parado, Alfredo Felitte le estaba dando una paliza a su batería (en el buen sentido), tal es así que sobre el final de “Las dos mitades” rompió el palillo con el que estaba tocando. Tito riffea con su guitarra y arremete con los teclados, generando climas que te meten en la música. “Castro” fue la única salida del disco debut Música de la Resistencia, cuando Ararat era un proyecto de Sergio y su hermano Santiago. “El hijo de Ignacio” fue otra de las nuevas que sonaron para luego dar lugar a “Lobos de guerra y cazadores de elefantes”, un tema que tiene un comienzo lento y bien denso, casi doom diría, gran elección para el setlist.  “Nicotina y destrucción”, una de las canciones más “hiteras” que han hecho, fue la seleccionada para concluir la presentación.  Era el momento de Morbo y Mambo, otra banda difícil de encasillar. Un varieté de estilos musicales en donde se fusionan el funk, jazz, dub, ritmos latinos. Podría citar a Dancing Mood como algo similar a lo que hace M y M, pero creo que esta propuesta es aún más original. Una sesión instrumental, por momentos introspectiva y que en otros te traslada a un salón de baile en algún país tropical. A la formación típica de guitarra, bajo y batería le suman vientos (dos trompetas y un saxo), teclados y congas. El ambiente íntimo del escenario cerrado le sentaba bien al show que brindaba Morbo y Mambo.

Desde el escenario los músicos pedían “más colores y menos luces” como para que la gente experimente con todos los sentidos a flor de piel. Un viaje interesante y placentero, que seguramente volvamos a abordar. Pasadas las 20, era la hora de que los dueños de casa cierren con broche de oro lo que sería, según sus propias palabras “el último” Festipez. El trio formado por Ariel “Minimal” Sanzo, Gustavo “Fosforo” García y Franco Salvador dio comienzo con “Rompe el alba”, “Lo que se ve no es lo real” e “Introducción declaración adivinanza”.  Un triplete del primer disco Cabeza (1994). El sonido era bastante prolijo, se podía apreciar cada instrumento y la voz de Ariel. Luego le pegaron uno de los temas que más me gustan de ellos “Desde el viento en la montaña hasta la espuma del mar”. El set fue bastante largo como para desmenuzarlo uno por uno, el trio desplegó toda su calidad sin más parafernalia que sus composiciones.

Festi_Pez_Konex_Arart_Bandera_Niebla_Febrero_2015_Buenos_Aires_En_Foco-17

 

Promediando el recital metieron 3 pegadas del nuevo CD y Ariel dijo “Tocar canciones nuevas es como una transfusión de sangre para una banda como nosotros”. Las nubes que habían amenazado al predio horas antes, ya se retiraban por acción del viento, dejando ver las estrellas en el cielo azul. Una linda postal de lo que fue otra soberbia demostración de rock. Cerca del final, invitaron a Pato Larralde (Sauron) a cantar “A dónde está la libertad” de Pappo´s Blues y “Nunca nadie supo cómo”, el tema que grabó para el último LP del grupo El Manto Eléctrico. Minimal agradeció a todas las bandas y declaró: “Hay bandas nuevas buenas, que no son las que están frecuentemente en los medios, hay que buscarlas”, destacó el cruce de géneros dentro del Festipez y anunció la presentación oficial de El Manto Eléctrico el 15 de mayo en el teatro Opera. Restaban un puñado más de canciones y las últimas fueron “Ya nadie lee en estos días” y “Ultimo acto”. F

inalizado el festival la sensación que me invade es parecida a la de haber llegado tarde a una fiesta que estaba buenísima, me divertí pero no quiero que se termine. Digo esto porque solamente acudí a los dos últimos Festipez y el anuncio de que este iba a ser el último definitivamente, me dejó esta sensación agridulce. Ojalá se retracten y esta fiesta se haga de nuevo.

Festi_Pez_Konex_Arart_Bandera_Niebla_Febrero_2015_Buenos_Aires_En_Foco-31