11 de Abril de 2015 – Teatro de Flores

“Seamos Uno”

Cuanto tiempo tuvo que pasar para que vea a Carajo en vivo por primera vez. Demasiadas cosas sucedieron en el medio que no me permitieron poder apreciar en vivo a un trio que viene dando que hablar hace rato.

Corvata, Andy y Tery ya estaban partiendo cabezas con “Trágico Mundo Caído” cuando llegué a la puerta del Teatro.
El sonido era claro y fuerte. Pero, una vez adentro, y durante toda la noche, (me) pareció que la batería estuvo muy atrás y que la viola quedó un poco mas baja de lo recomendable. 

Carajo_Teatro_De_Flores_Abril_2015_Buenos_Aires_En_Foco_Fotos-5

Así y todo, no importó. Flores estallaba y la gente que lo copó, cantó CADA palabra de CADA letra de CADA canción que sonó durante las dos horas de show. Porque Carajo da un show de esos, de verdad. De banda grande. Con una excelente puesta de luces, Corvata y Tery estaban constantemente arengando, moviéndose por todo el escenario y generando mas manija en el público, que nunca paraba de poguear o hacer mosh.

El recital, basado principalmente en “Frente A Frente” tuvo sus picos de frenesí y emoción en “Shock”, “La Venganza De Los Perdedores” (ambas con una violenta ronda) y “Promesas” esa que cierra el disco 2 y que también, cerró la primera parte del show antes de los bises. Pero previo a eso, los muchachos sacaron un par de perlitas como “Virus Anti-Amor” (hacía un rato que no la tocaban, en propias palabras del bajista), “Triste” (probablemente la más festejada de la noche) y “Fantasmas” del tremendo “El Mar De Las Almas” (2010). Tampoco faltaron “Humildad”, “Pruebas” ni “Tracción A Sangre” otra que fue muy festejada.

Ya había pasado poco mas hora y media, cuando Andy volvió a sentarse en su kit de batería para terminar de destrozarlo en los cuatro temas por venir. El doblete de “El Mar…” conformado por “Luna Herida” y “Ácido” (lo que se castigaron en el pogo no tiene nombre) dieron lugar a otro doblete pero, esta vez, del primer disco. “Sacate La Mierda” y “Joder” fueron las últimas dos en sonar por los parlantes y cerrar un show en donde Carajo se lució. 
Era verdad eso que me decían: tres tipos que suenan como cien.