11 de Abril de 2015 – Teatro Vorterix

15 años abriendo caminos

El Otro Yo festejó el cumpleaños de unos de sus discos más fundamentales para su entrada en masividad, y que le permitió delinear su identidad musical. En el Teatro Vorterix se vivió una fiesta de la nostalgia, pero más viva y actual que nunca.

Parece redundante pero es inevitable aclararlo. Más de la mitad del público que asistió al festejo de los 15 años de Abrecaminos, en el teatro Vorterix, no conocía a la banda cuando salió el albúm. El salto de popularidad le permitió a El Otro Yo llenar varios Estadios Obras. Fue un episodio muy referente para la cultura alternativa en el país, potenciados por los  himnos que representaron “No me importa morir” y “La música”.

 Pero lo característico de la banda de los hermanos Cristian y María Fernanda Aldana es que rompen tiempos y barreras; renuevan público constantemente; se renuevan ellos con cada disco nuevo; y renuevan su energía en el vivo cuando se rinden tributo a sí mismos. Por eso es que la vuelta de los mamelucos fue un acierto. Ese estilo le imponía a la banda un aura de culto o clan otroyano, muy pegado a los 90`s y que con su regreso recobró fuerzas.

Prácticamente, sonó el disco enteró. Si bien al principió hubo cierto orden pero fue alterado para que los dos temas antes mencionados cobrarán relevancia. Aunque brillaron propiamente perlas estaban cajoneadas en polvo y que hubo que relucir, como “Destino”, “Microcosmos” y “Ella se Fue”. Una mini pista de baile se formo al tocar “Melodías Vibradoras” acompañados en voces por Celeste Carballo también en enterito naranja para no desentonar. Otro invitado fue el productor original del cd, Diego Vainer, en las consolas.

El_otro_yo_EOY_Teatro_Vorterix_Abril_2015_Buenos_Aires_En_Foco-1

Como es debido, los recuerdos asaltaron a Cristian, cuando comento que en viejas épocas le lanzaban mochilas, y entonces una riñonera voló hacia su lado junto a un bolso rosado.

Una vez consumado el repertorio la noche prosiguió con canciones de “Colmena” y “5ta Dimensión” principalmente, entre los que se destacaron “Inmaduro”, “Saltar” y “Calles”. De tal manera, el pogo y smosh no se detuvo ni en los temas más lentos. Las constantes rondas daban un aire de respiro seguido de un empujón amistoso. Este ambiente de fiesta, que mezcla chicos y chicas sin discriminar, es un plus único.

Casi dos horas de energía desatada que tuvo su coronación con lado más punk soltada sobre el final del concierto: “La Tetona” “E.O.Y.”, “Alegría”, “69” y “Corta el Pasto”. Y así fue como rememorando un álbum transcendental en su carrera, El Otro Yo, les devolvió la adolescencia a varios de los presentes, aunque sea por esos mágicos minutos.

Ademas, quedó inaugurada la gira oficial de Abrecaminos que los hará recorrer gran parte del país junto a Chile y Uruguay.