09 de Abril de 2015 – Usina del Arte

Marty Friedman + Escalandru

El jueves 9 de abril, el guitarrista estadounidense Marty Friedman se presentó junto a los músicos de Escalandrum para homenajear al maestro Ástor Piazzolla. Fue en la Usina del Arte, que, luego de agotar 1200 tickets gratis, explotó. Muchos quedaron afuera de la sala, pero decidieron esperar a Marty hasta el final del recital para pedirle autógrafos y sacarse fotos con él.

El ex guitarrista de Megadeath, luego de pasar por Brasil y Chile, había llegado a Buenos Aires -su última escala-, para dar una serie de clínicas para sus fans argentinos. Más de 180 personas pudieron ver y disfrutar del magnífico intérprete, quien les dedicó mucho tiempo, escuchando cada una de sus preguntas y pedidos. Humilde, perfeccionista y muy abierto al conocimiento musical, propuso que el encuentro fuera como “una charla de amigos en el living de casa”. Luego, fotos con cada uno de ellos, púas de regalo y hasta el obsequio de riffs y el punteo de “Tornado of Souls” para un cumpleañero presente.

Marty_Friedman_Usina_Del_Arte_Abril_2015_Buenos_Aires_En_Foco-12

La relación de Marty con la música de Piazzolla es un capítulo aparte. Hiyori, su mujer, que toca el chelo en la orquesta sinfónica de Japón, fue la que lo puso en conocimiento del gran renovador del tango. Al hacerle la propuesta de tocar sus obras con Escalandrum -cuyo baterista es Pipi Piazzolla, nieto del genial músico-, la respuesta fue un sí rotundo. Así, con una serie de ensayos previos durante la semana, se juntaron para ajustar detalles e intercambiar arreglos para cada una de las piezas. Sin embargo, el verdadero ensayo se llevó a cabo el mismo jueves en la Usina del Arte, donde Piazzolla y Marty se vieron por primera vez, ya que el argentino había estado de gira por Uruguay.

Con una lista de un poco más de diez temas, sonaron Primavera porteña, Libertango, Adiós Nonino, Tanguedia y Buenos Aires hora cero, entre otros. En la mitad del show, Marty hizo sonar, junto a una pista que lo acompañaba, “Devil take tomorrow”, de su disco Loudspeaker. Luego llegó “Undertow”, que pertenece a su último trabajo, Inferno. Esta vez, lo acompañó el contrabajo y la batería de Escalandrum.