10 de Junio de 2015 – The Roxy Live

Club De La Muerte edición XIV

Como sucede un miércoles al mes, el pasado 10 de junio, se efectuó El Club de La Muerte. El afteroffice rockero por excelencia celebró su edición número catorce en el Roxy Live

Con Banda De La Muerte como anfitriones y como es costumbre con dos bandas invitadas, el frío de la calle quedó afuera, asustado por los amplificadores. En esta oportunidad acompañados por Marlon Bardo y La Patrulla Espacial, lo que pudo ser una tarde/noche gris de otoño, se convirtió en una gran dosis de volúmenes altos y distorsiones.

El puntapié inicial lo dio Marlon Bardo. Combinando sonidos y proyecciones, infinidad de pedales, iluminación ténue y diferentes climas sonoros a lo largo de su set, el cuarteto demostró algo fundamental a estos tiempos: Originalidad. Si viejo, estamos grandes y está bueno que al tener una oportunidad de subir al escenario el artista dejé una huella importante sin ese sabor a “tienen un aire a”. De este modo los cuatro músicos dejaron en claro que tienen un buen dominio de sus instrumentos y efectos. Bien por Marlon y que viva el Bardo.

Club_de_la_Muerte_Banda_de_La_Muerte_The_Roxy_Junio_2015_Buenos_Aires_En_Foco-7

Instantes después fue el turno de La Patrulla Espacial. Con cambios y enroques de integrantres desde hace algunos shows (guitarrista nuevo, y las voces a cargo del bajista y del guitarrista original) , los platenses también brindaron una enérgica dosis de rock. Tintes psicodélicos por momentos, guitarras kisseras quizás por otro, generan un mix agradable. Con una iluminación más baja que la habitual, al igual que sus colegas del show anterior. Sin más que sus instrumentos y su nombre proyectado en la pared, dejaron en claro que la simpleza no es sinónimo de falta de abundancia. Lo importante es la música, y ellos dieron su dosis y la gente la recibió.

Para cerrar la velada, los dueños del evento, se pararon firmemente en el escenario. Con un volumen alto como nos tienen acostumbrados, y una ilumunación más fuerte en escena BDLM, demostró porqué desde el comienzo de su historia dieron que hablar.

Xoni es el capitan del barco. Con su guitarra y garganta lleva a la tripulación mar adentro. Bebiendo algunos tragos entre temas esparce las olas de riffs. Fede en las otras seis cuerdas evita que las olas hagan tambalear la nave. Las afinaciones graves se sienten. Foresi no deja de pasar sus dedos por las cuatro cuerdas sin dejar de mirar al horizonte. Cada tanto va de punta a punta del escenario sin dejar escapar nota alguna y junto a la bateria precisa de Guillermo Gomez, hacen que la base sea firme y contundente.  Basando el set en sus dos discos “Pulso de una mente maldita” y “8894”, cerraron una noche caliente, para contrarrestar el frío de los primeros minutos del jueves en la ciudad.

Club_de_la_Muerte_La_Patrulla_Espacial_The_Roxy_Junio_2015_Buenos_Aires_En_Foco-7