“Se está generando algo hermoso y ahora el set eléctrico es lo que falta”

Para empezar, contame un poco sobre tu paso por “Connor Questa” y lo que significó para vos.

Connor Questa para mí fue un proyecto hermoso en mi vida del que guardo los mejores recuerdos, fue un aprendizaje constante, sobre todo de cómo ser profesional en un ambiente que todavía no era profesional, porque no lo éramos, pero siempre nos comportábamos de esa manera. Siempre quisimos equiparnos bien, quisimos tener un equipo de trabajo, formarlo, nosotros estar preparadísimos con los ensayos como banda y crecimos muchísimo, como grupo humano, como grupo de trabajo y creo que nos aportó mucho en eso, crecimos muchísimo muy rápido, hicimos muchísimas cosas con las que nunca ni siquiera soñamos y fue eso, es la banda de mi vida digamos, la que siempre voy a guardar con el mejor de los recuerdos.

Y…decime, ¿de qué actividades disfrutás en tu tiempo libre? Leí que eras diseñadora…

Era, dejé de hacerlo. En mi tiempo libre trabajo más como productora vocal, trabajo mucho con otros artistas para trabajar sobre las voces de los discos que van a grabar. Es lo que más me gusta hacer. También leo mucho, soy un poco nerd en algunos aspectos y me dedico un poco a eso y a no hacer lo que tengo que hacer, también eso hago en mi tiempo libre, como evitar hacer lo que tengo que hacer… pagar las facturas a tiempo, etc.

Contame un poco, ¿qué instrumentos tocás? ¿Estudiaste algo relacionado a la música? ¿Te gustaría aprender a tocar algo más?

Toco muchos instrumentos, lo que puedo decir que hago bien es cantar. Es con lo que más me defiendo, lo que más me gusta, me sale súper natural y también toco mucho la guitarra, me gusta mucho hacer bajos, no por eso soy bajista pero me gusta mucho armar líneas de bajo. De todos mis temas me gusta armarlas y tengo como un amor al que nunca pude darle el tiempo que es hacia la batería, tengo también un vínculo muy lindo con eso. Nunca estudié nada que tenga que ver con la música, cuando era chiquita intenté, mi abuela es directora de coros y pianista y me intentó dar clases y me echó porque no hacía lo que tenía que hacer, no leía las partituras, aprendía de oído. Más allá de que respeto mucho a la gente que estudia y creo que es muy importante hacerlo, yo nunca lo pude asimilar de esa manera, siempre lo vi como un juego y creo que ese es mi vínculo y tengo que aceptar que soy una analfabeta pero que lo hago muy por instinto y es mi modo.

Igual está bueno que seas autodidacta…

Sí, saca mucho el color propio, porque cuando vos no tenés una estructura o un vocabulario específico a seguir, es cierto que desarrollás mucho más tu color pero siempre está bueno tener el teléfono de alguien que sabe de música y tenerlo al lado y rodearse de músicos que son grosos grosos y decís “¿qué es esa nota?” “ah, listo”, “¿qué es esto que estoy haciendo?”. Igual tengo conocimientos básicos porque tuve una educación de chica pero no lo veo de esa manera.

¿Qué podemos encontrar en tu reproductor de música? 

Yo siempre escucho música nueva, todo el tiempo. Es como que tengo una necesidad de escuchar cosas nuevas y me canso al mes porque escucho sólo eso. Viniendo, estaba escuchando St.Vincent, el último disco que es excelente, también estuve escuchando mucho Selah Sue que es una mina que es Belga y es increíble, para mí es una de las voces que van a revolucionar algo, al menos en mí está revolucionando algo. Phantogram es una banda también que está buenísima, Alt-J me gusta mucho…

Estás en pleno auge, cada vez más gente te conoce, se agotan tus entradas. ¿Cómo te sentís al respecto?

Me siento muy rara porque cuando surgió toda esta situación a principio de año en la que algo que yo siempre tuve como norte se me movió, como que decía “bueno, mi vida es esto” y de repente te dicen “ok, sí, es para allá, pero es por este camino…” es muy difícil ese momento, tuve una crisis muy fuerte, de la cual quise sacar lo mejor, llevar toda la energía negativa que te rodea que te genera el miedo y ponerla en algo bueno y fue increíble porque de alguna manera eso llegó y no esperaba que el comienzo fuera así. Yo dije “ok, voy a insistir mucho hasta volver a estar o en el mismo lugar que con Connor Questa o estar bien al menos, feliz”. Nunca esperamos que pase esto y estoy sorprendida porque se generó una especie de expectativa constante, cada cosa que saco o cada fecha, y creo que se debe mucho al set que armé, que es un set muy raro, no por eso es algo que no entendés cuando lo ves, simplemente es distinto. Es esto del set solo, que es con lo que quise empezar sola, mostrarme sola, más allá de que mi set eléctrico, que es el que voy a presentar ahora, va a ser el más clásico con el que voy a estar de ahora en más, pero el set solo era como la forma de decir “bueno ok, lo voy a hacer pero con todo, voy a laburar un alto set, que sea rarísimo pero que te llame la atención” y se empezó a generar el boca en boca y en mayo, de las seis ciudades a las que fuimos, en cinco se agotaron los shows, en dos pudimos reprogramar y se agotaron también. Y se generó eso “¿Qué va a hacer esta piba? A ver… vamos a verla” y gustó. Había gente de Rosario que se fue a Río Cuarto a ver el otro show porque no había entendido que había pasado en el anterior. Mientras yo tocaba había silencio absoluto y cuando yo terminaba aplaudían y se preguntaban qué había pasado, porque cada tema tiene un laburo desde lo instrumental, que es una deformidad, es muy difícil de ejecutar, por lo cual digo que no puedo tomar alcohol antes de un show y nada, se está generando algo hermoso y ahora el set eléctrico es lo que falta y estoy muy feliz.

¿Encontrás algún tipo de pro y/o contra en cuanto a ser solista?

Todo tiene sus pros y sus contras, pasa que son formatos tan distintos… Yo ahora, obviamente como es el formato al que le estoy poniendo toda mi energía nueva y renovadora, veo sólo pros. Los contras supongo que es no tener más esa familia hermosa que tenía cerca todo el tiempo, a  los chicos que son divinos, pero bueno, gané también una familia nueva y me acompañan muchas personas que me acompañaban ya con la banda y así como Luciano Farelli de Parte Planeta que era ya mi amigo pero ahora empecé a trabajar más seguido con él, es quien me ayudó mucho a producir estos shows y además es quien toca conmigo en el set eléctrico. Edu Giardina, que es el baterista y también Guillermo Porro. En lo humano, si uno se maneja bien, va a tener cerca a mucha gente que lo quiere y apoya y en ese sentido pensé que iba a ser difícil y al final fue como que todo me terminó llevando a que siempre me esté rodeando un montón de  gente con mucho cariño, respeto y amor.

Estás por presentar un set eléctrico, hablame sobre eso…

El set eléctrico es el formato con el que más me van a ver de ahora en más, me es natural, la banda de rock es lo mío. Entendí que la banda de rock podía ser incluso siendo solista pero es un formato hermoso, estamos armando algo que no tiene ningún tipo de limitación en cuanto al formato, podemos ser cuatro como podemos cinco, la cantidad de músicos en escena y la cantidad de instrumentos y las versiones de las canciones pueden ir variando dependiendo de lo que queramos hacer por show. En el Festival Emergente  vamos a armar un formato más reducido y más clásico de rock, en La Trastienda tenemos más espacio, más prueba, nadie nos va a pisotear con el horario y demás, por lo cual ahí sí dijimos “jueguemos”, van a haber otros músicos, otros instrumentos, vamos a jugar con los distintos formatos incluso dentro del show. El set eléctrico es muy rockero, muy intenso y muestra esa parte que quizás no se espera tanto en mi proyecto solista, ya que yo venía haciendo algo más acústico, más suave, pero no, yo estaba simplemente  dividiendo en dos proyectos, Connor Questa era mi lado intenso y lo solista era lo suave y una persona no es suave a veces y a veces es intensa… uno es todo, todo el tiempo y es como uno va encontrando la forma de comunicarse.

¿Con quiénes te gustaría compartir escenario?

La persona que más admiré en mi vida siempre fue Cerati, es mi cuenta pendiente, ni siquiera lo pude saludar ni decirle “hola”. A Spinetta por suerte sí, que era otro al que admiro. Siempre me pasó que la gente que más admiro es gente con la que ya no hay forma de que suceda esa situación, pero la verdad es que en la actualidad, con respecto a lo nacional, me encanta Aristimuño, lo respeto muchísimo y me encanta lo que está haciendo. Me encanta Pedro Aznar, es un grande. Y en lo internacional, St.Vincent me encanta, ella es un tipo de violera que me gusta, es una violera más de actitud, emocional, de laburo del audio de la viola. Mis violeros favoritos siempre fueron así, Tom Morello es así, siempre me encantó. Cuando se empezó a usar la guitarra de esa manera, entendí algo y St. Vincent fue mi guía en eso, empecé a trabajar los audios de la viola, a tratar de lograrlos, y aprendí tanto que me encantaría algún día tocar con ella.

Hablemos de tus discos. Tu primer disco se puede descargar gratuitamente por Internet. ¿Por qué decidiste  esto?

Porque si somos artistas independientes que estamos queriendo hacernos conocer creo que tratar de ganar plata con un disco ya es medio ridículo, sobre todo al principio cuando te va a limitar a que mucha gente te pueda conocer. Tu prioridad en ese momento tiene que ser que te conozca todo el mundo y después, obviamente, te terminás dando cuenta de que ya no se gana plata con los discos. Es por eso que hay que aprovechar las redes, aprovechar toda esta movida que se genera. Si te fijás, los dos discos tienen un video por canción que es algo que yo llevo a cualquier proyecto en el que estoy. Me gusta hacer un video y publicarlo, pero en lo solista quise hacer eso y discos muy cortos, discos de seis, siete temas. Eso tuvo mucho que ver con que no era mi proyecto principal, pero además, porque la verdad ya no se están escuchando muchos discos, ese tipo de cosas hacen que a veces se pierda lo esencial, que es la atención sobre lo que estás queriendo comunicar. Esa necesidad quizás de llenar un hueco o de vender discos te condiciona a que vayas por ciertos lados que no son muy sinceros y está buenísimo cuando el artista se vuelve sincero. Es el tipo de artista que a mí me gusta y creo que muchos artistas actuales under están entendiendo, incluso antes que yo y creo que esa es la vuelta, utilizar mucho las redes sociales y que los discos estén. Y para que estén, muchas veces tenés que regalarlo, pero no es algo malo decir “uh, estoy regalando mi trabajo”, no, tu trabajo no está ahí, eso es una muestra de lo que vos hacés, dejaste una huella en la historia, pequeña o grande y tu trabajo es en el vivo, en los shows, ser artista todo el tiempo, componer mejor y demás.

¿Encontrás grandes diferencias entre tu primer y segundo disco?

Sí, inmensas. El primero lo hice con mucho miedo, no sabía si lo quería hacer, lo hicimos con micrófonos prestados. Tenía la loca idea de que cada canción se grabe en el lugar en el que se filmó y así fue, “A mi muerte” está debajo de una mesa, tenía la idea de que sea muy opaco, muy seco el tema, “Separar” está grabado de día en una habitación muy grande y vacía porque habla de una separación. Cada uno va adoptando como mucho ese color y fue una búsqueda medio hippie y me encantaba porque era experimentar y empezar a entender los colores, las grabaciones, los micrófonos y demás. Ya en “La presencia de las personas que se van” que es el segundo, lo grabamos en Mcl Records y ya dijimos “vamos por un buen audio”, tratamos de conseguir las mejores baterías, cada tema tiene laburada su batería, su audio de viola, y ahí me agarró un gustito por ese tipo de búsqueda que me encanta. Y lo que va a ser el tercer disco, que saldrá en el 2016, ya lo bueno es que no estoy limitada en cuanto a hacer cosas tendiendo a lo acústico porque existe un proyecto paralelo que hago, que es eléctrico. Puede todo conjugarse junto y voy a poder jugar con todo, y en  ese jugar con todo, están todas las opciones del mundo y es más difícil elegir pero va a estar buenísimo.

¿Estás trabajando ya en algo del próximo disco?

Sí, tengo unas diez canciones ya. Las que compongo quedan, es muy raro que componga de más, compongo justo. Ahora en el Emergente, la canción con la que arranco el show es un tema nuevo. No es buscado componer temas nuevos, es simplemente entender el formato al que quiero llevar todo, el audio, y tener el hambre y las ganas de estar tocando eso ya, de ser esa artista. En el 2015 es el relanzamiento del proyecto solista que ya lo vengo haciendo desde 2008 o 2009 y tratar de posicionarme de esa manera, que se sepa que ya soy solista y demás, demostrar estas rarezas que me permití hacer, pero en el 2016 voy a decir “esto es lo que voy a hacer de ahora en más, este tipo de artista soy” y tengo todas las ganas de hacerlo.

Recordemos las fechas próximas que tenés…

Tengo fechas por bastantes lados…El Emergente el 18 de Junio a las 18hs en la Terraza presentando el set eléctrico. Después en Pilar, en Avellaneda, en La Trastienda, que a partir de que toco ahí, hago toda una gira por el país con el set eléctrico en cada ciudad donde toqué ya. La agenda completa está en mi página de Facebook.