Entrevista a SCOTT

maxresdefault

SCOTT es cantante, compositor y productor que comenzó a cantar profesionalmente a la temprana edad de 4 años. Escribió su primera canción a los 6. Con más de 5.000 actuaciones en vivo en su haber SCOTT definitivamente cae dentro de la categoría de los artistas experimentados.

Junto con sus hermanos, Bob, Clint y Dave, formaron una banda llamada ‘’The Moffatts’’. Firmaron con Polydor Records y se convirtieron en la banda más joven en firmar un importante contrato discográfico de etiqueta. A lo largo de su carrera SCOTT ha vendido más de seis millones de registros (probablemente otros 60 millones a través del mercado negro en Asia), grabo 7 álbumes y ha ganado incontables premios de líderes de la industria tales como MTV, Elección Popular y Much Music.

Tu carrera musical es muy extensa, pero, ¿cómo empieza tu conexión con la música?

Mi conexión con la música comenzó desde muy pequeño, escuchando la música de mis padres. Podría decirse que Michael Jackson, Elvis y Dwight Yoakam fueron los que me inspiraron para empezar a cantar.

Por tanta trayectoria musical desde muy pequeño ¿Cómo te sentís estar dentro de la categoría de los artistas experimentados?

Se siente bien, agradecido y con muchas más ganas de seguir aprendiendo y mejorar.

¿Qué sentís al haber sido parte de la banda ‘’The Moffatts”, el grupo más joven en firmar un contrato con una gran discográfica?
Fue muy divertido. Pasamos mucho tiempo juntos con mis hermanos y eso nos unió mucho más.

En el 2001 la banda llegó a su fin- ¿Creíste que se terminaría ahí tu carrera musical?
No, fue el comienzo. Me permitió liberarme como artista y hacer la música que yo quería hacer.

En el 2002 comenzaste con “The Boston Post”. ¿Cómo surgió?
Yo vivía en Bragg Creek, Alberta y tenía una novia en ese tiempo. Ella tenía un compañero de escuela llamado Shawn Everett que conocí en una fiesta. Comenzamos a hablar y dijimos que tal vez deberíamos hacer música juntos y ver qué salía.
Así que toqué algunas de las canciones que había escrito como solista llamadas ‘’What Do You Care’’, ‘’Hong Kong’’, ’’Quicksand’’ y le gustó mucho lo que hice. Luego Shawn invitó a Jon Gant y a otros amigos de él que tocaban muy bien y hacían cosas asombrosas. Así que nos juntábamos y tocábamos. Éramos muy distintos pero al mismo tiempo teníamos mucho en común. Mucha música y eso es lo que nos unía más. La pasión mutua por algo.
Pero también, el fútbol, el hockey y muchas películas. Estas cosas nos unen con otras personas y creo que eso es genial. Eso es lo que pasó con esta banda.

Además de tu carrera artística como músico, sos un gran productor el cual ganó el premio “Productor Del Año” dos años seguidos. ¿Cómo desarrollaste esta parte de tu carrera? ¿Te sentís satisfecho con lo logrado?
La producción musical es algo que llegó a mis manos por obra del destino. Nunca quise volverme productor. Creo que llegó a mí para enseñarme a ser un mejor ser humano. Tenía muchos defectos cuando se trataba de trabajar con otras personas,  que realmente necesitaba mejorar. Al no haber ido a la escuela por haber estudiado en casa, no me permitió desarrollar habilidades sociales. Así que eso llegó a mí para que aprendiera lo que no pude recibir cuando era un niño. Fue una gran oportunidad porque, además, aprendí mucho como músico. Cuando fui a Tailandia, había dejado Los Ángeles porque no tenía donde vivir y había sido despedido de mi trabajo, había una banda que necesitaba productor, así que dije: “yo produciré el álbum”. Lo hice y se convirtió en el álbum número 1 y así me convertí en productor. (risas)  

No me siento satisfecho con el trabajo realizado porque siempre hay mucho más para hacer, mucho más que aprender y mejorar. No importa el área que sea, siempre sé que se puede mejorar. Y mientras esté enfocado en mi carrera artística como artista, siempre será una prioridad para mí, porque me permite juntarme con otra gente, ayudar a cumplir sus sueños y creo que poder hacer eso es hermoso. Es un hermoso don el dar.


Tu último trabajo de producción en Tailandia fue “Tabasco” con su álbum “1984”, que fue elegida como “Mejor Nueva Banda del Año”. ¿Cómo fue el proceso de producción?  
Fue uno de los álbumes más divertidos en los que trabajé. La banda entera tenía un gran corazón y me encariñe mucho con esos chicos. Produje casi todo el álbum en la casa de ellos y el estudio donde grabamos estaba cerca de la casa del cantante principal, así que todo sucedió en el mismo barrio. Había un par de restaurantes que eran muy buenos donde íbamos a almorzar.
Me encanta su música, son muy talentosos y cuando trabajas con una banda así,  todo se hace mucho mejor porque yo doy todo lo que puedo dar y luego, llega esta gente que es tan buena haciendo lo que hacen que, cuando eso se junta, es asombroso. La música es genial y cuando la gente es buena de corazón es una gran experiencia. Trabajamos mucho y nos nutrimos con nuevas ideas. Fue un momento mágico. Me encantó hacer ese álbum.

Tu primer álbum solista fue “Allegory of the City”. ¿Cómo fueron tus comienzos como solista?
Comenzar una banda es algo muy difícil porque necesitas entender a otra persona. The Boston Post tenía muchos problemas porque Jon Gant, quien me agrada un montón y pienso que tiene muchas cosas buenas, tenía muchos problemas personales. Yo también. Todos tenemos problemas personales. Jon era un tomador y actuaba irracionalmente a veces. A Shawn Everett lo considero uno de mis mejores amigos de todos los tiempos, pero él también tenía cosas en su personalidad que no eran buenas para que una banda dure mucho tiempo. Así que para mí, yo hago música y me esfuerzo en lo que hago y cuando lo hago no me gusta que se desmorone por las acciones de otros. Quiero el control de mi propio destino así que la realidad es que, cuando aún hay cosas que no se pueden controlar, incluso cuando crees que solo sos vos y estás en control de todo, no lo estas. Trabajas con el universo y de la manera que el lidia contigo.
Creo que nunca he estado en un sitio por mucho tiempo como cuando soy un artista solista. Así lo puso el destino. Se supone que debo ser un artista solista. Pero me encanta, me gusta sentarme y componer mis propias canciones. Es una experiencia divertida.  

¿Qué nos puedes contar sobre “Whenever Not Ever” primer single de lo que sería parte de tu segundo álbum solista?
La canción es muy importante para mí porque me toma mucho tiempo terminarla. Siempre siento que todavía no está lista. Creo que es un templo por el resto de mi vida como músico. Me gusta mucho la canción, pero siento que hay muchas cosas con las que no estoy muy feliz, lo que me empuja a hacer mejor música.

¿Tienes algún método en particular para componer?
No. Tengo muchas maneras distintas de componer pero creo que una de las cosas principales para mi es tener algo que quiera decir. Una vez que tengo algo que decir todo cae en su lugar.    

¿Qué bandas crees que te influenciaron al punto de marcar tus gustos?
Michael Jackson, Prince, Phil Collins, Peter Gabriel, Radiohead, Simon and Garfunkel, Paul Simon, Paul McCartney, Blur, Al Green, un poco de Stevie Wonder, tal vez no tanto pero tuvo un impacto en mi vida en muchos aspectos. La lista es amplia porque hay muy buena música.

Actualmente volviste a trabajar de productor y  produjiste el primer EP de “IRIS” una cantante de España. ¿Seguirás trabajando como productor?
Sí.  Quiero producir. Incluso hoy estoy trabajando en un álbum que debo terminar.

¿Cuáles son tus planes para lo que resta del año y  futuro?
Mis planes son salir de gira por Canadá. Quiero asegurarme de dar un gran show, hacer contactos y exponer mi música a más personas. Quiero ser escuchado por más gente, mostrarles lo que puedo hacer. Y también quiero seguir produciendo.