11 de Octubre de 2015 – Teatro de Flores

Sepultura 30 Años en Vorterix

La banda se formó en el contexto de la represión policial que marcó los últimos años de la dictadura militar brasileña, Sepultura ha disfrutado del éxito internacional desde finales de la década del ‘80 con un estilo principalmente orientado hacia el thrash metal. Con 13 discos editados, está cumpliendo 30 años de vida, por tal motivo se dieron una vuelta por Buenos Aires, para festejarlo. Y así lo hicieron en el Teatro Vorterix, repleto de fans de todas las edades. Sepultura dio un show soberbio, hizo un repaso por todas las etapas de su carrera.

A pesar de no tener, desde hace años, entre sus filas a los hermanos Max e Igor Cavalera, (fundadores de la banda)  Sepultura sigue siendo, y será siempre una gran banda de thrash metal.

De apoco el Vorterix se iba poblando de camperas de cuero, de remeras negras, tachas y cadenas.

Muchos metaleros entrados en años, se hicieron presente para disfrutar de una noche que prometía ser bien al palo. Otros estaban con sus hijos ansiosos por ver su banda favorita, incluso una pareja a punto de ser padres tampoco se querían perder el concierto: Sepultura 30 años.

Pasadas las 21:30, las luces se apagaron, el griterío de la gente fue ensordecedor, Sepultura estaba en la Argentina, 3 décadas después de su nacimiento; los 4 músicos se acomodaron en sus lugares habituales sobre el escenario y la fiesta empezó bien arriba como nos tienen acostumbrado.

“The Vatican” y “Kairos” encabezaron la larga lista de temas.

“Como está Bs. As.” Saludo el moreno cantante Derrick Green, en castellano. “Propanaga” no se hizo esperar, y el pogo metalero tampoco.

Sepultura_30_años_Teatro_Vorterix_Octubre_2015_Buenos_Aires_En_Foco-5

Sepultura ya no cuenta con sus miembros fundadores desde hace años, Max Cavalera se fue hace 20 de la banda, mientras que Igor lo hizo hace aproximadamente 10 años, dejándole así el legado de la agrupación brasilera a Paulo Jr. bajista que esta desde los comienzos.

Otro legendario de la banda es Andreas Kisser el guitarrista, que está en la banda desde 1987,  también supo ser  roadie (o plomo) para el cantante y guitarrista Max Cavalera, después de la salida del guitarrista Jairo Guedz, Kisser audicionó para el puesto y se convirtió en un miembro permanente.

La voz de Sepultura quedó al mando de Derrick Green, desde 1997, nacido en Cleveland, abandonó sus rastas y ahora esta pelado, el “León”, como lo llaman, tiene más pinta de guardaespaldas de las Celebrities de Hollywood que cantante metalero, pero al desplegar su voz la rompe. El puesto de la batería lo ocupa desde el año 2012 Eloy Casagrande. Como dato curioso, Casagrande nació un 29 de enero de 1991, el mismo año que Sepultura sacó su aclamado álbum Arise.

La noche se seguía prendiendo fuego: “Dead embryonic Cells”, “Attitude” y “Convicted in life” te hacían sacudir los pantalones, y el doble bombo te pegaba duro en el pecho, ver a Andreas y su velocidad en tocar la viola, era emocionante. Al igual que ver a dos metaleros sacudir sus cabezas canosas. Ni hablar cuando sonó “Teritorry”, clásicos de clásicos, explotó el teatro, los que estaban tranquilos mirando el show desde atrás, se fueron sin dudarlo al ¡pogo!

Andrés Giménez, compañero de Kisser en De la Tierra, subió a tocar “Arise” y “Refuse/Resist”.

El público de Sepultura se podría haber quedado una hora más si era necesario para seguir escuchándolos, pero el show llegaba a su fin con: “Ratamahatta” y “Roots bloody roots”.   

De esta manera Sepultura se despedía luego de dar un show increíble, sin una falla, y dejando bien claro, porque hace 30 años son la gran banda de thrash metal, primero en Latinoamérica, y luego a nivel mundial.

Sepultura_30_años_Teatro_Vorterix_Octubre_2015_Buenos_Aires_En_Foco-10