Un grupo de 160 artistas, entre ellos Taylor Swift y Paul McCartney, firmaron una carta para reformar la Ley de Derechos de Autor ‘Milenio Digital’ (Digital Millennium Copyright Act (DMCA), establecida en 1998, y regular la reproducción de música en Youtube.

“La DMCA ha permitido que las corporaciones tecnológicas crezcan y generen enormes beneficios al facilitar que los consumidores puedan llevar casi cualquier canción grabada en la historia en su bolsillo, a través de un teléfono inteligente, mientras los ingresos de los compositores y los artistas continúan disminuyendo”, dijo el escrito promovido por el influyente mánager musical Irving Azoff.

taylor swift

La ley DMCA, que fue aprobada en 1998 antes de que existieran los servicios de reproducción de vídeo en línea, fue un intento de actualizar la legislación sobre los derechos de autor a las nuevas tecnologías. Sin embargo, los artistas firmantes de esta petición aseguraron que se necesita una “reforma sensata que equilibre los intereses de los creadores con los intereses de las compañías que explotan la música para su enriquecimiento financiero”.

A través de un comunicado, un representante de Youtube aseguró que “la abrumadora mayoría” de los sellos y editores musicales tienen acuerdos de licencia con su compañía para permitir que los usuarios puedan colgar sus vídeos con canciones. “Cualquier afirmación de que ese contenido es en su gran mayoría no autorizado es falsa”, añadió.

 
taylor y paul