En la previa a una nueva presentación de Television en nuestro país, el próximo 13 de Agosto en el Vorterix, tuve la chance de charlar cara a cara con Jimmy Rip, no solo de su lugar en Television, sino también de su carrera solista (este año lanzó “Blues Life”, su tercer disco) y su trabajo en Buenos Aires.
Justamente, la conversación empezó con el último de los proyectos que encaró: el nuevo disco de Utopians.
“La semana pasada, el lunes, terminamos el nuevo disco de Utopians. Grabamos 12 canciones en 3 semanas. Y lo hicimos entero. Grabamos, mezclamos y masterizamos todo en 3 semanas. Una locura. Principio y final. Todo. 12 canciones en tres semanas” decía Jimmy realmente ansioso y contento.

Guido Barandiarán: ¿Vos hiciste todo?
Jimmy Rip:
Si. Produje todo. La banda es genial, son todos grandes músicos y el disco es fantástico.

GB: ¿Vos buscaste a Utopians o ellos te buscaron para trabajar?
JR:
Ellos me buscaron.

GB: ¿Y cómo ves la escena musical Argentina o de Buenos Aires?
JR:
Es la razón por la que vivo acá. Muchos dicen “Na, Jimmy se quedó acá por una mujer”. No es así. Vine porque la escena musical está muy viva y es muy apasionada.
Estar en un lugar donde ves muchos adolescentes con una guitarra todos los días en las calles. Y la gente se interesa en aprender. La gente se interesa en la historia de la música y saben de la historia de la música. Y debaten y discuten como “Jimmy Page es mejor que Hendrix”. Pero no tipos grandes como, sino los chicos jóvenes. Eso es algo muy importante para mí y es por lo que vine.
También estoy muy feliz porque aquí conocí a mi mujer y eso fue de gran ayuda.

GB: Eso suma.
JR:
¡Si que suma! Pero eso no sucedió hasta 2 años después de instalarme definitivamente. Antes de eso, estaba en cada bar de la ciudad. Siempre tocando. Siempre.

GB: ¿Fue en Mayo o Junio que sacaste “Blues Life”?
JR:
No sé ni en qué mes estamos (risas). Creo que fue a fin de Mayo.

GB: Ya pasaron un par de meses y te quería preguntar, ¿cómo lo escuchas ahora? ¿Te gusta? ¿Pensas alguna vez  “debería haber hecho esto”?
JR: No. Casi nunca pienso sobre ningún disco que haya hecho. (Piensa) Si hay algo que…me haga pensar o quiera hacer, suele pasar el día después de terminar la mezcla o durante ella.
GB: Pero después de ese tiempo, te olvidas.
JR: Después de un par de meses, por lo general me empieza a gustar más y más.
Eso es lo extraño del disco de Utopians. Estuvimos trabajando tan rápido que nunca escuchamos las mezclas el día siguiente hasta que terminamos, porque todos los días hacíamos dos canciones. Cada día mezclando dos canciones.
Yo trabajé con Alvaro Villagra, quien para mi es el maestro de los maestros en Argentina y cada disco que hice acá fue con él. Lo quiero porque es un gran tipo, muy gracioso, me encanta su estudio y sabe qué hacer y debe hacerse mejor que cualquiera que haya conocido en el mundo.

GB: ¿Lo buscaste vos o alguien te lo recomendó?
JR:
Fue Ciro (Los Piojos) quien me recomendó a Álvaro. Ciro y Juan Ávalos, que toca con él, fueron quienes me contactaron con Álvaro.  De hecho, fue durante el cumpleaños de Ciro en su casa que nos conocimos. (Risas)

GB: Claro. Con un buen asado!
JR:
Fue en el campo. Una fiesta con pileta (se ríe).

GB: Siempre me gusta preguntarle a alguien que tiene carrera como la tuya, de más de 30 años de tocar. ¿Necesitas practicar todavía o los ensayos te alcanzan para girar?
JR:
Yo empecé a tocar la guitarra hace 53 años. Me empezaron a pagar por tocar la guitarra hace 48 años. Así que soy un músico profesional desde hace 48 años, cosa que no me parece posible en absoluto (risas). Pero es la verdad.

GB: ¿Cómo ves tu vida? ¿La vez como…? (interrumpe)
JR:
Hubo momentos más arriba y otros más abajo. Hay partes mejores. Hay años complicados, hay años mejores pero es así…

GB: (lo interrumpo) No, pero me refería a si por momentos ves para atrás ciertas partes de tu vida y decís “eso me pasó a mi?”.
JR:
(se acelera y se ríe) Oh god, yeah. Parece que tuviera 100 vidas. Hay períodos tan diferentes en mi vida. Viviendo en París, viviendo en Londres, girando y viviendo en hoteles por todos los Estados Unidos.  En especial, cuando era un músico de estudio y si había una banda o un artista que me gustara mucho y me proponían salir de gira, si de verdad me gustaban decía sí.
Y cuando te sumas a una banda para girar, un poco, es como que te convertís en una persona diferente.
Si, es como tener una vida diferente. De algún modo gracioso, me pienso como un actor cuando se tiene que convertir en un personaje por los meses de rodaje. Tenes que convertirte en ese personaje. Sea lo que sea. Sea el tipo tocando con Mick Jagger y hacer canciones de Rolling Stones, usando una bufanda larga (risas). He hecho muchas cosas muy diferentes y algunas muy graciosas y extrañas y las puedo ver ahora todas en youtube (más risas). ¡Y me horrorizo!

GB: ¿Es raro tener todo eso al alcance de la mano?
JR:
¡Sí! Totalmente. Pero para contestar la pregunta, si todavía necesito practicar (se ríe). Todo el tiempo. Sino practicas con la guitarra perdes los cayos de los dedos. Y no tengo ninguno ahora (me muestra los dedos), porque estuve un mes produciendo el disco de Utopians y no toqué la guitarra. Y hace solo dos días, empecé a tocar nuevamente como 4 horas por día para poder tocar el próximo martes en Chile. (NdelR: la gira de Television arranca el Martes 9 en Santiago de Chile).

GB: Creo que las manos tienen memoria en el caso de que no recuerdes la canción. Salen solas.
JR: No, no, no. No tengo problemas en acordarme las canciones. No estoy tan viejo (risas). No tengo tablaturas. No es que no recuerde las canciones o toque mal, sino que el problema está en los cayos. Lastima. Y cuando alguien toca la guitarra, duele por eso. En especial cuando pasa mucho tiempo de no tocar o estás empezando a tocar, lastima. Cualquiera que toque sabe que cuando empezas, duele. Y eso es siempre igual, no cambia. Tengas 7 o tengas 60 como yo. No tengo ni uno ahora. Pero para la semana que viene ya estarán. Igual, no tengo problemas para tocar, pero no puedo tocar toda la noche (se ríe).

GB: Un show de cinco horas no!
JR:
(risas) No, no, no! Igual no hacemos show de cinco horas.

GB: ¿Cómo es tu relación con el resto de Television al estar vos acá y ellos en New York?
JR:
La verdad es que ellos no se ven nunca (risas). Viven a una hora de distancia. No es que se juntan a comer todos los días sin mí. No salen. Ya nadie tiene 21. Somos todos grandes, tenemos una vida.

GB: Familia también.
JR:
Si, más o menos. Solo yo y Fred estamos casados. Tom y Billy no.
Pero la verdad es no nos vemos hasta que nos encerramos a ensayar. Y la parte más loca de todo es que yo tengo que ir a New York cada vez que empezamos una parte de un tour. Si es que no tocamos en más de uno o dos meses, voy a New York unos cuantos días antes y hacemos varios ensayos.

GB: ¿Es este el caso?
JR: No. Y esta es la mejor parte de ellos viniendo para acá, porque no tengo que ir para allá. De hecho, vamos a ensayar en Santiago.

GB: Nunca pensé que cada vez que empezaban un tour, ibas a New York y de ahí a comenzaba la gira.
JR:
Un par de veces arreglamos ensayar, por ejemplo, en Londres directamente un día antes del tour. Pero solo un par de veces. Creo que he ido a New York como unas diez veces para los ensayos.

GB: Bueno, es parte de este paquete.
JR:
Si. Y no me importa. La verdad que lo disfruto.

GB: Vine leyendo un montón de entrevistas que te hicieron desde el 2012 para acá. Y en todas ellas decís que un nuevo disco de Television depende exclusivamente de Tom Verlaine.
JR:
(se empieza a reír y exagera, a los gritos, al aire) ¡Esa es una pregunta que no se hace! “Deciles que no pregunten por el nuevo disco de Television. ¡No tenemos uno!”. (Risas)

GB: Siempre dijiste que depende de Tom.
JR:
Y sigue dependiendo de él. Lo curioso de todo eso es que, al menos, tenemos una canción nueva cada vez que retomamos la gira. Tenemos una nueva ahora. Hace poco estuvimos girando por el Reino Unido y tocamos la canción todas las noches. Y es una gran canción.
Y ni yo ni Billy ni Fred sabemos que va a pasar. A Tom lo conocemos de toda la vida y lo entendemos, pero no entendemos porque no nos encerramos en un estudio a grabar y hacerlo de una vez. Me han preguntado muchas veces esto y sigo sin una buena respuesta (se ríe). ¡Y no te puedo dar una buena respuesta!
Hicimos un montón de tracks durante 2007 y 2008, alrededor 15 o 18 pistas pero sin las líneas vocales, por lo que no se desarrollaron. Y vos sabes que una vez que haces las bases instrumentales, necesitas una referencia, una guía vocal para poder pasar a lo siguiente. Y a excepción de una o dos, no tocamos ninguna en vivo de esas.
Tom, creo que casi cada vez que nos vemos dice “hey, tengo esta idea. Podemos probar esto o esto”. Y en el ensayo lo probamos y la hacemos en vivo si nos gusta. Creo que en cada show que hacemos agregamos una o dos cosas nuevas y cuando terminamos decimos “¡salió bien!” y Tom ni gesticula (risas).
Cada vez que voy a New York por un ensayo escribo un mail y digo “Hey, puedo ir unos días antes y podemos pasar por el estudio para terminar UNA canción  de esas. No necesitamos hacer un disco entero. No necesitamos hacer 12 canciones en 2 días. Podemos hacer UNA canción. Estaría buenísimo”. (Se calla).  Pero nunca recibo una respuesta (risas). Creo que Billy ni debe saber lo que es un mail (más risas).

GB: Me intriga saber qué te queda por hacer en este 2016. ¿Tenes algún objetivo? ¿Algo que te gustaría hacer?
JR:
Quiero producir el nuevo disco de Rolling Stones (risas). No creo que pase pero es un buen objetivo, no? (más risas).

GB: Capaz producir otro disco de Utopians!
JR:
Yeah! El disco quedó muy bien. Ayer lo escuché entero y quedó muy bien. Es un gran disco.
Y sabes, Barbie abre el show que hacemos aquí y me encanta.
También voy a presentar mi “Blues Life” el 22 de Septiembre en el Roxy.

GB: Justo el día anterior que ellos presentan el disco.
JR: ¡Exacto! Así que capaz nos visitamos mutuamente en el escenario. Quedan cosas muy excitantes. También tenemos un montón de shows con Television en lo que queda del año. En septiembre tocamos en la costa este y en Octubre hacemos la costa oeste de Estados Unidos. Estoy muy feliz. Muy ocupado, pero muy feliz.